Páginas vistas en total

domingo, 14 de noviembre de 2010

Programa de Medicina Simplificada

Programa de Medicina Simplificada a propósito de la celebración el 12 de Septiembre del
Día Mundial de la Atención Primaria de la Salud

El próximo 12 de Septiembre se celebra el día Mundial de la Atención Primaria de la Salud “APS”; debido a que fue en una fecha como esa, pero del año 1978 cuando tuvo lugar en Alma-Ata, república de Kazajstán, la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de la Salud, patrocinada conjuntamente por la Organización Mundial de la Salud, OMS, y el Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia, “UNICEF”. Representantes de 134 naciones aprobaron una trascendente declaración en la que se insta a todos los gobiernos y a la comunidad mundial a que adopten medidas urgentes para promover y proteger la salud de todos los ciudadanos. Se acordó que algunos de los problemas de salud más graves del mundo podían abordarse mediante sencillos métodos de prevención, tal como la aplicación de la estrategia de atención primaria de la salud, APS. Esta consiste en la asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías prácticas, científicamente fundadas y socialmente aceptables, a costos sostenibles, puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad mediante su plena participación en todas las etapas del desarrollo, con espíritu de responsabilidad y autodeterminación.
El Comité para la celebración de efemérides de salud del Hospital I. Dr. Rafael Quevedo Viloria de Carache, considera propicia la ocasión para hacer un merecido homenajes al Programa de Medicina Simplificada y a su creador el Dr. José Ignacio Baldó Soulés, quien es  también pionero de la lucha antituberculosa en el país. El Programa de Medicina Simplificada, por el que Venezuela ha sido reconocida a nivel internacional, fue diseñado con la misión de garantizar la prestación de servicios integrales de salud a la población rural dispersa por intermedio de personal no médico entrenado, dentro de una jerarquización de servicios que asegure la supervisión, referencia y contra-referencia.
Antecedentes.
Antes del año 1978 la preocupación de la gran mayoría de los países en vías de desarrollo, había sido la búsqueda de estrategias para garantizar salud, al individuo, a la familia y la población de todos los segmentos geográficos- poblacionales, en forma oportuna, a bajo costo y de calidad aceptable, con el objeto de mejorar la calidad de vida de todas y todos sus habitantes. En 1959, el Dr. José Ignacio Baldó Soulés fue nombrado médico jefe del Departamento de Enfermedades Crónicas e Higiene del Adulto del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS) y en 1961  con motivo de la celebración el II Congreso Venezolano de Salud Pública, junto con su equipo de trabajo presentó una ponencia titulada “Necesidades de personal para los servicios de salud en Venezuela” donde expuso la necesidad de preparar personal que atendiera las áreas rurales, tan carentes de servicios médicos, para que respondieran en casos de emergencia. La idea fue rechazada por el gremio médico por ser considerada riesgosa. Sin embargo, Baldó no se dio por vencido. Para comprobar que su idea era buena, organizó una expedición acompañado por los doctores Martín Vegas y Rafael Medina para estudiar la probabilidad de su proyecto en el Territorio Federal Amazonas, una de las zonas más atrasadas y deprimidas de las entidades federales, pero rica en  grupos étnicos indígenas.
Fueron cuarenta días de esfuerzo, pero no en vano ya que pudieron demostrar la necesidad de crear un modelo de atención de salud en zonas rurales donde era prácticamente imposible que llegase el médico.  Así pues, se elaboró y  presentó un informe de proyecto ante el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, donde se exponía toda la experiencia y cuyo objetivo principal era proporcionar en la población rural dispersa, atención de salud en forma permanente continua, accesible y eficiente, dentro del marco de un sistema regionalizado de servicios de salud. Se le encomendó al Dr. Emilio López Vidal la redacción sencilla y de fácil comprensión para que fuese entendido por el personal auxiliar seleccionado, de un manual normativo que recogía las orientaciones, pautas y procedimientos de las divisiones del Despacho de Sanidad. Su primera edición fue publicada en 1962.
Finalmente, el 06 de noviembre de 1962, nace el Programa de Medicina Simplificada con la promulgación del decreto 884, por el cual se oficializa como Política Nacional de Salud del Estado Venezolano de aplicación obligatoria en toda la República. Se establece además que es en el Dispensario rural donde se llevaría a cabo. En Boconó funcionaría la primera Escuela de Medicina Simplificada del estado Trujillo, en una casa de habitación propiedad de la familia Barazarte. Es importante señalar, que fue la disciplina de enfermería la que en adelante liderizó estos eventos y a quien por disposición del Ministerio se encomendó el Programa.
Posteriormente, en marzo de 1963, se realizó otra ponencia titulada “Estudio  de los problemas sanitario- asistenciales de la población rural dispersa” donde el Dr. Baldó junto  con los doctores Carlos Luis González, Pedro Guédez Lima y Víctor Obregón Gaviria delimitaron el alcance del programa de Medicina Simplificada, explicaron l a doctrina, bases y fundamento del mismo, y acotaron que este modelo solo se aplicaría en áreas rurales, específicamente en comunidades menores de mil habitantes, y que el personal tendría el carácter de auxiliar del equipo de salud, pero no sustituirían a  otro personal. Además es importante señalar que la  Medicina Desarrollada  y la Medicina Simplificada van de la mano, ya que  al delegar funciones en personal no profesional siempre debe haber un médico que se encargue de supervisar el desempeño del personal. Por otra parte, los principios doctrinarios que regían el Programa estaban basados en los mismos que rigen la Medicina nacional: integración de actividades, permanencia del servicio, centralización normativa y descentralización ejecutiva, supervisión y evaluación. Aclarado los puntos que a muchos preocupaba y otros desconocían, la Federación Médica acogió el programa y  el Ministerio de Sanidad respaldó la decisión.
Cabe destacar que la idea de implantación de este programa que consistía en la delegación de actividades médicas a personal adiestrado para atender ciertos casos médicos había pasado por la mente de otros doctores como Jacinto Convit con el personal de campo de la División de Lepra o el doctor Arnaldo Gabaldón con el personal auxiliar de Malariología. La discrepancia está que en el de Baldó, a diferencia de los intentos anteriores, hubo constancia, continuidad, tesón, organización y planificación, elementos que hicieron que el programa fuera un éxito y perdurara a través de los años.
Más tarde, la Conferencia Internacional de Atención Primaria de Salud, celebrada en Alma-Ata, en el año 1978, proclamó a la Atención Primaria de Salud APS, como la estrategia para lograr la salud para todos en el año 2000; por lo que recomienda que los gobiernos del mundo elaboren políticas nacionales con objetivos bien definidos y desarrollen y apliquen planes de acción, para que la atención primaria de Salud sea accesible a la totalidad de la población atribuyendo la máxima prioridad a los grupos y zonas mas desfavorecidas. Venezuela, acoge en su totalidad la recomendación de Alma Ata; aunque, ya el país a través del Programa de Medicina Simplificada lo venía practicando.

Situación Actual del Programa de Medicina Simplificada.

Proyecto Agentes Comunitarios de Atención Primaria de Salud (ACAPS).
En el año 2006 el Programa de Medicina Simplificada fue revisado y adaptado por Ministerio del Poder Popular para la Salud y Protección Social (MPPSPS) al nuevo contexto político, social y sanitario que ha experimentado el país. Aparece el Proyecto de Agentes Comunitarios de Atención Primaria de Salud (ACAPS).
El programa Agentes Comunitarios de Atención Primaria de Salud (ACAPS), es una estrategia para garantizar la universalidad, gratuidad y pertinencia cultural de los servicios de salud en comunidades indígenas y rurales dispersas de Venezuela. Su actividad consiste en contribuir con la organización comunitaria en la promoción integral de salud, participar en actividades de prevención de enfermedades, particularmente en la vacunación, y también en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades más frecuentes en el medio rural; por medio de servicios integrales de promoción, prevención y rehabilitación.

Son las comunidades quienes seleccionan a sus aspirantes y a través de un curso impartido por las unidades docentes adscritas a las direcciones regionales del Ministerio del Poder Popular para la Salud, los agentes reciben una formación basada en la andragogía (formación académica para adultos), con una duración de nueve meses a un año.
En 2008 el Ministerio del Poder Popular para la Salud y Protección Social inicia la capacitación de las primeras cortes culminando con una la lista de 319 Agentes comunitarios en los estados Amazonas, Apure, Bolívar, Delta Amacuro y Táchira. Desde Abril de 2010, con el propósito de darle continuidad a las políticas de inclusión social del Gobierno Bolivariano, el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) incorpora 650 Agentes Comunitarios de Atención Primaria en Salud (ACAPS) en formación académica, distribuidos en diversos estados del país. En el Distrito Carache se están formando 28 Agentes Comunitarios de Atención Primaria de la Salud ACAPS.
Como se ve, el Proyecto Agentes Comunitarios de Atención Primaria de Salud (ACAPS), es heredero de del Programa de Medicina Simplificada, instaurada en 1962, por el Dr. José Ignacio Baldó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada